LOGO
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Errores de diagnóstico prenatal

Errores en diagnóstico prenatal

Dentro de las responsabilidades del personal sanitario en sus actuaciones profesionales, se considera negligencia médica o también definida como mala praxis médica, aquel acto que ha sido realizado de manera incorrecta, de forma contraria a lo que disponen los protocolos médicos existentes. De la misma forma, se considera error de diagnóstico prenatal a aquellas situaciones en las que el profesional médico realiza un diagnóstico erróneo de feto mientras éste todavía se encuentra en el seno de madre.

Puede suceder que una patología del feto pase de manera inadvertida por el equipo médico o que una patología existente sea diagnosticada de manera diferente.

La información errónea o incompleta equivale a una falta de información y conforma una actuación médica muy deficiente y especialmente grave. Todo esto impide a la madre el tomar una serie de decisiones importantes con respecto a la interrupción del embarazo o no, pudiendo acarrear consecuencias muy graves tanto para el feto como la propia madre.

En un diagnóstico prenatal colaboran varias especialidades médicas como ginecólogos, pediatras, ecografistas, cirujanos, etc., lo que permite ofrecer a los futuros padres toda la información al completo no solo sobre el problema que presenta el bebé sino sobre todas las posibilidades terapéuticas existentes.

Si usted considera que ha sido víctima de una negligencia médica contacte con un despacho de abogados profesionales especializados en Derecho sanitario, rama del Derecho encargada especialmente a defender los Derechos de los pacientes incluyendo aquellas situaciones en los que se producen fallos o negligencias médicas.

Ramos Mesonero, despacho de abogados de Valencia cuenta con un equipo de profesionales con una extensa formación en la materia adquirida a lo largo de toda la trayectoria laboral. Además cuenta con una amplia experiencia profesional en defender casos de negligencias médicas, ha colaborado en resolver con gran éxito muchos de los casos de pacientes que han precisado de los servicios para la solicitud de una indemnización por los daños sufridos como consecuencia de una mala actuación o praxis médica.

Formación, compromiso y empatía son cualidades que forman el ADN de todo el equipo profesional.

Todo médico tiene la obligación de respetar el derecho del paciente a ser debidamente informado sobre su situación, riesgos del tratamiento, práctica médica que se va a efectuar, de modo que el incumplimiento de tal obligación generará una responsabilidad civil por el daño que pueda sobrevenir.

El diagnóstico precoz de cualquier defecto congénito en el feto posibilita la toma de las medidas más adecuadas durante el período del embarazo así como en el parto, con el fin de evitar riesgos innecesarios a la madre y al feto.

Conocer la patología del futuro bebé permite a los padres la toma de decisiones que ellos consideren más oportunas respecto a la continuidad del embarazo.

Se habla de un embarazo normal cuando el óvulo fecundado es implantado y desarrollado dentro del útero. Si esto no sucede y el óvulo fecundado se ha implantado en el ovario, abdomen o cuello del útero estamos hablando del llamado embarazo ectópico.

En esta situación conforme el feto vaya creciendo se encontrará con un espacio insuficiente haciendo estallar al órgano que lo contenía y como consecuencia se producirán unas fuertes hemorragias que pondrán en peligro la vida de la madre y siendo muy difícil la supervivencia del propio feto.

Si la paciente en estado de gestación no es diagnosticada me manera adecuada sobre un embarazo ectópico, estaría ante un caso de negligencia medica por lo que sería aconsejable ponerse en manos de un abogado especializado en negligencias y así poder reclamar la indemnización correspondiente a la situación.

Un caso muy habitual en este tipo de errores de diagnóstico prenatal es que el feto presente la enfermedad de Síndrome de Down, de manera que los padres no reciban de manera adecuada el diagnóstico. Podría suceder que el bebé naciese con esta patología sin que los padres supiesen nada al respecto.

Existen las llamadas enfermedades genéticas que a pesar de que no se manifiesten en el progenitor portador pueden ser transmitidas a sus futuros hijos. Estamos hablando de enfermedades como: daltonismo, acondroplasia o enanismo, fibrosis quística, etc.

Por eso resulta de vital importancia que los padres reciban toda la información prenatal adecuada para así poder descartar la existencia de este tipo de enfermedades en el futuro hijo y en el caso de que la tuviese el poder tomar las precauciones oportunas incluidas la posibilidad de interrumpir el proceso del embarazo es decir el aborto.

Entre las diferentes técnicas exploratorias existentes cabe distinguir:

  • técnicas de cribado las cuales permite evaluar un índice de riesgo para determinadas anomalías y,
  • técnicas de diagnóstico prenatal capaces de identificad el defecto congénito.

Técnicas de diagnóstico prenatal

La elección entre las diferentes técnicas de diagnóstico prenatal se realizará en función de las circunstancias personales de la embarazada, etapa del embarazo y tipo de defecto congénito que se pretenda identificar:

  • Anomalías cromosómicas (Síndrome de Down):
  • Biopsia corial
  • Amniocentesis
  • Enfermedades genéticas hereditarias (distrofias musculares, fibrosis quística, etc.)
  • Infecciones (rubéola, toxoplasmosis, etc.)
  • Malformaciones fetales (defectos físicos)

La posibilidad de obtener un adecuado diagnóstico prenatal permite plantear las mejores condiciones para un óptimo resultado perinatal.

Ante cualquier caso de negligencia médica ya sea en un centro hospitalario público o privado el paciente está en su derecho a poder reclamar la indemnización correspondiente y siempre dentro de los plazos establecidos.

La figura del perito médico (profesional médico independiente y ajeno al hospital) es clave para demostrar la existencia de la mala praxis médica el cuál analizará su caso estudiando su historial clínico.

¿Cómo actuar frente a un posible caso de negligencia médica?

Es importantísimo que el paciente tenga en cuenta varias cuestiones previas:

  • Solicitar la historia clínica: Todo paciente está en su derecho a obtener su historial clínico. Para conseguirlo será suficiente con rellenar un formulario que le ofrecerá el propio centro hospitalario.
  • Recopilar y guardar toda la información como análisis, radiografías, ecografías u otras pruebas.
  • Si existe algún parte de incapacidad temporal o incapacidad permanente es importante guardarlos
  • Guardar toda la prescripción médica, recetas así como la factura del ticket de compra de del medicamento.
  • Es importante realizar un escrito con los hechos ocurridos, indicando fechas, modo de actuación del personal médico, etc. Si hay algún aspecto que no recuerde solicite la ayuda de algún familiar o persona de confianza. Si fuese posible el escrito debería de llevarse ante un Notario para ser firmado.

Nuestro despacho de abogados Ramos Mesonero de Valencia cuenta con una excelente tasa de casos favorables, por lo que puede pedir nuestro asesoramiento con total tranquilidad y confianza.

Para concertar con nosotros una cita puede hacerlo por teléfono o a través de un formulario que encontrará al visitar nuestra Web. Recibida su solicitud nos dispondremos a darle respuesta en el menor tiempo posible y así poder empezar de inmediato a estudiar su caso como paciente afectado por unas malas prácticas médicas y hospitalarias, tratando de conseguir la mejor compensación que se merece acorde a la situación.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE